¿cómo se llama el artista de la obra el matrimonio de arnofini?

¿cómo se llama el artista de la obra el matrimonio de arnofini?

Significado del retrato arnolfini

Junio es el mes más popular para casarse, una excelente razón para echar un vistazo a una de las pinturas de bodas más famosas del mundo, aunque acabamos preguntándonos si eso era lo que estábamos viendo.

A primera vista, el Retrato Arnolfini (1434) de Jan Van Eyck parece una representación exquisita pero sencilla de un rico comerciante y su esposa. Pero si se echa un segundo vistazo (o un tercero o un cuarto), surge una imagen más intrigante. La habitación en la que posan los Arnolfini está cargada de imágenes que indican riqueza, tienen implicaciones religiosas o son simplemente… extrañas.

No sabemos exactamente quién es la pareja que aparece en el retrato de Arnolfini -se cree que son Giovanni de Nicolao Arnolfini y su esposa Costanza Trenta-, pero sí sabemos que probablemente formaban parte de la clase mercantil italiana de Flandes y que eran muy, muy ricos. Como, ricos Kardashian. Y, francamente, si queremos seguir con la comparación con los realities, este cuadro es un retrato cuidadosamente elaborado para significar riqueza, muy parecido a la opulencia que vemos representada en Keeping Up with the Kardashians.

Medio del retrato de arnolfini

El Matrimonio de Arnolfini es una obra de arte controvertida que ha provocado una dualidad entre los historiadores del arte desde su creación en 1434. Aunque a primera vista pueda parecer la boda de un rico mercader, esta obra es mucho más que un simple matrimonio. Exploremos esta excepcional obra del Renacimiento del Norte.

LEER  ¿cómo conquistó ragnar parís?

El Matrimonio de Arnolfini ha aparecido ante cualquier persona que lea historia del arte al menos una vez. Aunque es imposible no admirar la elaboración del pintor del cuadro, Jan van Eyck, esto no explica por qué todos los investigadores se interesan tanto por Las bodas de Arnolfini.

La gente considera que Las bodas de Arnolfini son muy importantes porque el pintor Jan van Eyck tuvo el valor de firmar su cuadro. Creada durante el Renacimiento, la obra rechaza las tradiciones eclesiásticas medievales en muchos puntos. El más llamativo es que el artista firmó su cuadro escribiendo una nota «Jan van Eyck estuvo aquí, 1434» en la pared posterior del cuadro. Esta actitud es la prueba de que la influencia de la Iglesia sobre el artista empieza a disminuir.

Ensayo de retrato arnolfini

Jan Van Eyck (1390/95-1441) nació en la ciudad de Maaseik, en la provincia de Limburgo, situada en la frontera entre la actual Bélgica y los Países Bajos.    Era hermano de los pintores Hubert Van Eyck (1385/90-1426) y Margarita Van Eyck.    Van Eyck fue nombrado pintor de la corte por Juan de Baviera, el conde de Holanda en La Haya, en 1422.    Tras la muerte del conde, en 1425, se convirtió en pintor y valet de chambre de Felipe el Bueno, duque de Borgoña y nieto de Felipe el Temerario. Viajó a Italia en 1425 y formó parte de una delegación enviada por Felipe el Bueno a Portugal en 1428 para negociar una oferta de matrimonio entre Felipe e Isabel, hija del rey Juan I de Portugal.    Se instaló en Brujas en 1431 y vivió allí hasta su muerte (Scallen 18).

LEER  ¿cuándo muere ragnar en la serie vikingos?

Van Eyck pintó durante el Renacimiento del Norte, un periodo de gran prosperidad para Borgoña (la actual Bélgica y los Países Bajos).    La ubicación de Borgoña la convertía en un centro ideal para el comercio y la banca.    Esta prosperidad incrementó la riqueza de la clase media, amplió el mecenazgo de las artes y aumentó el estatus social de los artistas.    Los comerciantes y banqueros encargaron una parte de las obras de Van Eyck (Kloss 94).

Datos del retrato de arnolfini

El post de esta semana se aleja de la Italia del Renacimiento para mirar al arte del norte de Europa. La emblemática obra de Jan Van Eyck, el Retrato Arnolfini (también llamado la Boda Arnolfini), que data de 1434 y se encuentra en la National Gallery de Londres, es uno de los primeros ejemplos de pintura al óleo en Europa. Mi atención se centra en la representación de la mujer, Giovanna (Jeanne) Cenami, que se encuentra junto a su novio y al mecenas de la obra, Giovanni di Nicolao Arnolfini. El retrato nos ofrece una visión fascinante de las expectativas de la sociedad respecto a las mujeres, su papel de esposas y madres, para el que fueron formadas desde la infancia. Al contratar a Van Eyck, Giovanni se aseguró de que la tradición matrimonial italiana y las convenciones sociales se combinaran con éxito con el estilo flamenco para crear una obra de arte verdaderamente única.

El panel, que mide un metro de altura, representa a un hombre vestido de forma austera y costosa que estrecha la mano de una joven igualmente elegante.    El cuadro de Van Eyck es bastante inusual, ya que los retratos dobles de pie de esta época eran poco frecuentes. Los sujetos están colocados por el artista para que podamos observar la escena. Sus cuerpos miran en dirección a los espectadores, dirigen sus acciones y sus miradas hacia nosotros. El público se convierte así en testigo de la ceremonia oficial del matrimonio que tiene lugar en el retrato. Como italiano residente en Brujas, Giovanni deseaba conmemorar la ceremonia, ya que era indispensable que el matrimonio fuera presenciado para hacerlo oficial. La representación de Giovanna es especialmente interesante por la forma en que el artista la compara visualmente con la mujer y madre ideal, la Virgen María, y se refiere continuamente a su papel de esposa mediante la inclusión de símbolos sutilmente colocados.

LEER  ¿cómo se bañaban en el antiguo egipto?

Acerca del autor

admin

Ver todos los artículos