¿cómo termina la historia del mío cid?

¿cómo termina la historia del mío cid?

el cid campeón resumen pdf

Ambos aspectos -el enfrentamiento personal del bien y del mal, la presentación de los cambios sociales y políticos- pueden observarse cuando se llega al Cantar sin experiencia en ninguna otra poesía épica. La tercera forma de ver la parte final del Cantar depende del conocimiento de la tradición épica: si no somos conscientes de las modificaciones que el poeta hace de esa tradición, nos perderemos un aspecto importante de su arte. El poeta del Mio Cid hace un uso sutil y muy individual de los recursos que le ofrece la tradición épica española y francesa, tan sutil y tan individual que a menudo se ha subestimado su dependencia de la tradición. Es fácil, por ejemplo, pasar por alto el uso de motivos populares, pero no por ello dejan de estar ahí3. Su estilo formulista tiene una deuda importante con el pasado oral de la épica española, aunque no tan importante como para creer que el propio Cantar fue compuesto oralmente4. Se utiliza la composición por motivos, aunque de nuevo en una forma que indica que se trata de un poeta alfabetizado que trabaja en un medio anteriormente oral5. Rasgos de la trama épica que se dan en culturas muy separadas se encuentran, normalmente con una marcada diferencia, en el Cantar. Mi principal preocupación en este artículo es el tratamiento de tales elementos argumentales en la sección final del Cantar, pero un ejemplo anterior puede servir como recordatorio de que se dan en todo el poema.

LEER  ¿cómo se forma cataluña?

wikipedia

La presencia de los moros o arabófonos en España fue tremendamente influyente en la historia del país, y es fundamental en el poema. Los “moros” dominaron España tras su invasión desde el norte de África a partir del año 711, pero en el siglo XI el reino cristiano de León, hacia el noroeste de la Península, se había convertido en la mayor potencia, y exigía tributos anuales a los reinos moros del sur y el este, fragmentados pero prósperos en comparación con el norte. El Cid de la historia (c. 1045-1099) era natural de Castilla, una parte a veces rebelde del reino de León. Según el poema, el Cid fue enviado por el rey para cobrar el dinero del tributo al rey moro de Sevilla. Los nobles leoneses cercanos al rey le convencieron de que el Cid se había quedado con gran parte del dinero. Son los “enemigos malos” del poema, y su falsa acusación le llevó al exilio.

La escena de la partida que inicia el manuscrito es un pasaje conmovedor y al mismo tiempo ofrece un incisivo retrato del Cid, que como héroe épico representa los valores y rasgos más apreciados por su sociedad. En estas pocas líneas vemos a un hombre de profundos sentimientos humanos, de discurso mesurado, devoto, admirado y querido por los burgaleses, que acepta la adversidad sin ningún atisbo de resentimiento contra el rey. Su imagen se irá ampliando a lo largo del poema, pero no en forma de comentario, como se ha hecho en la frase anterior. Más bien, el poema presenta o muestra el carácter del héroe, y revive cada escena; el público original, que era oyente más que lector, lo habría vivido (idealmente) como si estuviera en presencia del Cid.

LEER  ¿cuál es el aporte más importante del imperio bizantino a la humanidad?

el cid

“El Cantar de mio Cid” es un poema épico anónimo escrito en el siglo XII que narra las hazañas de un Cid mayor, cuyo tema central es la conquista de Valencia, tras ser desterrado de Castilla por el rey Alfonso. El rey le condena al destierro tras creer los falsos rumores difundidos por nobles celosos del Cid, que le acusan falsamente de haber robado parte de los impuestos pagados a la corona por el rey moro de Sevilla.

El texto conservado comienza con el Cid y sus hombres preparándose para abandonar Castilla a toda prisa, ya que se acerca el final del plazo impuesto por el rey.  Partiendo de la ciudad de Vivar, cuna y hogar del Cid, se dirige a la cercana ciudad de Burgos con un pequeño grupo de hombres que aún le son fieles.

Los ciudadanos salen a los balcones cuando lo ven pasar, mostrando su vejación y también su dolor, ya que el héroe es incapaz de hacerles desobedecer la orden real que prohíbe a los habitantes ofrecer cobijo o comida al desterrado.    El Cid y sus hombres se ven así obligados a acampar fuera de la ciudad, a orillas del río, como proscritos.

cantar de mio cid en español

Se conserva en un único manuscrito, copiado en las páginas de un códice del siglo XIV por el abad Pedro a partir de un manuscrito anterior -hoy perdido-, anterior a 1207. Es la primera obra narrativa en lengua romance, concretamente en castellano medieval. Tiene 3.735 versos, normalmente divididos en tres partes: el Cantar del Destierro, el Cantar de las Bodas y el Cantar de la Afrenta de Corpes.

LEER  ¿por qué fusilaron a primo de rivera?

Los tres Cantares entrelazan dos líneas argumentales principales, incorporando el argumento clásico de una caída en desgracia seguida de una exaltación: la primera historia se refiere al injusto destierro del Cid y su progresiva reinserción, mientras que la segunda narra su caída en desgracia y cómo recupera posteriormente su honor, tras la afrenta sufrida por sus hijas a manos de los príncipes de Carrión.

Acerca del autor

admin

Ver todos los artículos