¿cuáles son las principales características de la religión romana?

¿cuáles son las principales características de la religión romana?

Cronología de la religión romana

La religión en la antigua Roma incluye la religión étnica de la antigua Roma que los romanos utilizaban para definirse como pueblo, así como las prácticas religiosas de los pueblos sometidos a la dominación romana, en la medida en que fueron ampliamente seguidas en Roma e Italia.

Los romanos se consideraban muy religiosos y atribuían su éxito como potencia mundial a su piedad colectiva (pietas) para mantener buenas relaciones con los dioses. Los romanos son conocidos por el gran número de deidades que honraban, capacidad que les valió las burlas de los primeros polemistas cristianos[1].

La presencia de griegos en la península itálica desde el principio del periodo histórico influyó en la cultura romana, introduciendo algunas prácticas religiosas que llegaron a ser tan fundamentales como el culto a Apolo. Los romanos buscaron puntos en común entre sus dioses principales y los de los griegos (interpretatio graeca), adaptando los mitos y la iconografía griegos a la literatura latina y al arte romano, como habían hecho los etruscos. La religión etrusca también tuvo una gran influencia, sobre todo en la práctica del augurio. Según las leyendas, la mayoría de las instituciones religiosas de Roma se remontan a sus fundadores, en particular Numa Pompilio, el segundo rey sabino de Roma, que negociaba directamente con los dioses. Esta religión arcaica era la base del mos maiorum, “el camino de los antepasados” o simplemente “la tradición”, considerada como un elemento central de la identidad romana.

Wikipedia

La religión en la antigua Roma incluye la religión étnica de la antigua Roma que los romanos utilizaban para definirse como pueblo, así como las prácticas religiosas de los pueblos sometidos a la dominación romana, en la medida en que fueron ampliamente seguidas en Roma e Italia.

LEER  ¿cuál fue la guerra más destructiva?

Los romanos se consideraban muy religiosos y atribuían su éxito como potencia mundial a su piedad colectiva (pietas) para mantener buenas relaciones con los dioses. Los romanos son conocidos por el gran número de deidades que honraban, capacidad que les valió las burlas de los primeros polemistas cristianos[1].

La presencia de griegos en la península itálica desde el principio del periodo histórico influyó en la cultura romana, introduciendo algunas prácticas religiosas que llegaron a ser tan fundamentales como el culto a Apolo. Los romanos buscaron puntos en común entre sus dioses principales y los de los griegos (interpretatio graeca), adaptando los mitos y la iconografía griegos a la literatura latina y al arte romano, como habían hecho los etruscos. La religión etrusca también tuvo una gran influencia, sobre todo en la práctica del augurio. Según las leyendas, la mayoría de las instituciones religiosas de Roma se remontan a sus fundadores, en particular Numa Pompilio, el segundo rey sabino de Roma, que negociaba directamente con los dioses. Esta religión arcaica era la base del mos maiorum, “el camino de los antepasados” o simplemente “la tradición”, considerada como un elemento central de la identidad romana.

Cómo adoraban los romanos a sus dioses

El Imperio Romano era una civilización principalmente politeísta, lo que significa que la gente reconocía y adoraba a múltiples dioses y diosas. A pesar de la presencia de religiones monoteístas dentro del imperio, como el judaísmo y el cristianismo primitivo, los romanos honraban a múltiples deidades. Creían que estas deidades desempeñaban un papel en la fundación de la civilización romana y que ayudaban a dar forma a los acontecimientos de la vida cotidiana de la gente. Los romanos rendían pleitesía a los dioses tanto en los espacios públicos como en los hogares. Mientras que el Estado romano reconocía a los principales dioses y diosas decorando los edificios públicos y las fuentes con sus imágenes, las familias que rendían culto en sus hogares también hacían especial hincapié en las deidades de su elección.

LEER  ¿cómo se les llamaba a los soldados romanos?

Los dioses y diosas de la cultura griega influyeron significativamente en el desarrollo de las deidades y la mitología romanas. Debido a la posición geográfica de Roma, sus ciudadanos experimentaron un contacto frecuente con los pueblos griegos, que habían expandido sus territorios hacia la península italiana y Sicilia. A medida que la República Romana iba adquiriendo importancia, adquirió estos territorios griegos, poniéndolos bajo la administración del Estado romano. Los romanos adoptaron muchos aspectos de la cultura griega, adaptándolos ligeramente a sus necesidades. Por ejemplo, muchos de los dioses y diosas de la cultura griega y romana comparten características similares. Sin embargo, estas deidades fueron rebautizadas y rebautizadas para el contexto romano, con nombres diferentes a los de sus homólogos griegos.

El imperio romano

La antigua ciudad de Roma tenía su propio conjunto de prácticas e instituciones religiosas que podemos llamar religión romana. La adquisición del imperio hizo que la ciudad imperial y su religión entraran en contacto con otras numerosas “religiones” paganas, como la griega, las de las provincias occidentales y numerosos cultos “mistéricos” u “orientales”. La transición de la república al imperio también introdujo en Roma nuevas experiencias religiosas en forma de culto imperial y la reorganización de la religión romana en torno al gobernante único. En esta unidad se explorarán las principales características, instituciones y prácticas de la religión romana, antes de pasar a las otras religiones “paganas” del imperio romano. Se tratará de comprender la naturaleza de las religiones paganas en los primeros tiempos del imperio, de compararlas con las concepciones judeocristianas modernas de la religión y de someter a examen el significado mismo de términos como “religión”, “pagano” y “creencia”.

LEER  Will jessie eden be in peaky blinders season 6?

En esta unidad se combinarán actividades de investigación independientes, conferencias cortas y largas y debates. Se espera que los estudiantes se comprometan con los materiales y participen semanalmente. Se proporcionará retroalimentación para las evaluaciones formativas y sumativas, y esto será apoyado por reuniones con los tutores. Los estudiantes completarán un ejercicio escrito formativo.

Acerca del autor

admin

Ver todos los artículos