¿cuándo fue el retorno ala democracia en bolivia?

¿cuándo fue el retorno ala democracia en bolivia?

Bolivia dictador

La democracia significa libertad. Hay muchas formas de libertad que son fundamentales para la democracia, como la libertad de voto, la libertad de prensa, la libertad de expresión, la libertad de escribir y expresar sus opiniones, la libertad de vivir donde uno elija, la libertad de reunión, la libertad de luchar por la inclusión y la igualdad, y otras libertades fundamentales de este tipo. Además, existen numerosos matices de democracia, ya que no todas estas libertades están presentes en el mismo grado en todas y cada una de las naciones democráticas. Para garantizar la conducta democrática, cada país tiene normas y reglamentos que sirven de guía, como un conjunto de dictámenes, para ayudar a la ley, el orden y la justicia, en ausencia de los cuales existe la perspectiva de la anarquía o el autoritarismo.

La democracia está en retroceso en el mundo, lamentan algunos académicos (Chu, Huang, Lagos y Mattes, 2020), que argumentan que la disminución del apoyo a la democracia está ligada a los bajos niveles de satisfacción en la democracia por parte de la población, así como al ascenso de líderes populistas que concentran el poder en el poder ejecutivo. No es así en América Latina, donde hay dinámicas diferentes en el declive de la democracia: en Brasil bajo Bolsonaro, por ejemplo (Chibba, 2020a); y en Bolivia, después de Morales (Chibba, 2020b). A continuación se analizarán ambos casos.

Revolución socialista boliviana

Lidia Gueiler Tejada (28 de agosto de 1921 – 9 de mayo de 2011) fue una política boliviana que ocupó el cargo de 56ª Presidenta de Bolivia de forma interina entre 1979 y 1980. Fue la primera mujer Jefe de Estado de Bolivia, y la segunda en la historia de América (la primera fue Isabel Perón en Argentina entre 1974 y 1976).

LEER  ¿cómo se llega al valhalla?

Nació en Cochabamba, hija de Moisés Gueiler Grunewelt, inmigrante alemán, y de Raquel Tejada Albornoz, boliviana[2]. Se licenció en el Instituto Americano de Cochabamba[3]. Cuando este partido llegó al poder como resultado de la Revolución Nacional de 1952, Gueiler se convirtió en miembro del Congreso de Bolivia, cargo que ocupó desde 1956 hasta 1964. En 1964, se exilió en el extranjero después de que el MNR fuera derrocado por los generales Barrientos y Ovando. Pasó los siguientes quince años fuera del país, y se unió al Partido Revolucionario de la Izquierda Nacionalista (PRIN) de Juan Lechín.

Ciudad boliviana

A este artículo le falta información sobre los principales acontecimientos de 2019 que llevaron a la salida de Morales. Por favor, amplíe el artículo para incluir esta información. Pueden existir más detalles en la página de discusión. (Octubre de 2020)

Tras la caída del Imperio Tiwanaku, los numerosos aymaras del Lago Titicaca fueron conquistados por el Imperio Inca. Antes de la conquista española, la provincia andina del Qullasuyu formaba parte del imperio inca, mientras que las tierras bajas del norte y del este estaban habitadas por tribus nómadas independientes. Los conquistadores españoles, llegados desde Cuzco y Asunción, tomaron el control de la región en el siglo XVI. Durante la mayor parte del dominio colonial español, Bolivia era conocida como el Alto Perú y administrada por la Real Audiencia de Charcas. Tras el primer llamamiento a la independencia en 1809, siguieron 16 años de guerra antes de la instauración de la República Boliviana, llamada así por el Libertador Simón Bolívar, el 6 de agosto de 1825. Desde entonces, Bolivia ha sufrido periodos regulares de inestabilidad política y económica, incluyendo la pérdida de varias provincias a manos de sus vecinos, como Acre, partes del Gran Chaco y su costa del Pacífico, lo que la convierte en un país sin salida al mar.

LEER  ¿qué colonias fundaron los griegos alrededor del mar negro?

Gran bolivia

El 21 de octubre de 2019, la Organización de Estados Americanos (OEA) emitió un fatídico comunicado sobre las elecciones presidenciales en Bolivia: «La Misión de la OEA expresa su profunda preocupación y sorpresa por el drástico y difícilmente explicable cambio de tendencia en los resultados preliminares revelados tras el cierre de las urnas»[1] El informe de la misión se produjo en un contexto político altamente polarizado. En lugar de esperar a un análisis cuidadoso e imparcial de los resultados electorales, planteó dudas infundadas sobre la legitimidad de la ventaja del presidente Evo Morales mientras se informaba de algunos de los recuentos de votos posteriores. Este informe fue una bomba en un momento en el que parecía que Morales había conseguido un margen de victoria suficiente sobre su oponente de derechas, Carlos Mesa, para evitar una segunda vuelta electoral.

El fraude electoral fabricado fue rápidamente desmentido por los expertos en la materia. A principios de noviembre de 2019, el Centro de Investigación Económica y Política (CEPR)[2] y Walter R. Mebane, Jr. profesor de Ciencias Políticas y Estadística de la Universidad de Michigan, realizaron análisis detallados de los resultados de las elecciones[3] que fueron corroborados posteriormente por investigadores del Laboratorio de Datos y Ciencias Electorales del MIT[4] y, más recientemente, por un artículo publicado por el New York Times[5] que recoge el estudio de tres académicos: Nicolás Idrobo (Universidad de Pensilvania), Dorothy Kronick (Universidad de Pensilvania) y Francisco Rodríguez (Universidad de Tulane)[6].

LEER  ¿cuál fue el vikingo más famoso de todo los tiempos?

Acerca del autor

admin

Ver todos los artículos