¿qué aportaron los griegos a la península ibérica?

¿qué aportaron los griegos a la península ibérica?

Wikipedia

Este artículo necesita citas adicionales para su verificación. Por favor, ayude a mejorar este artículo añadiendo citas de fuentes fiables. El material sin fuente puede ser cuestionado y eliminado.Buscar fuentes:  “Economía de la antigua Grecia” – noticias – periódicos – libros – erudito – JSTOR (octubre de 2017) (Aprende cómo y cuándo eliminar este mensaje de la plantilla)

La economía de la antigua Grecia se definía en gran medida por la dependencia de la región de los productos importados. Como resultado de la mala calidad del suelo griego, el comercio agrícola era de especial importancia. El impacto de la limitada producción de cultivos se vio compensado en cierta medida por la ubicación privilegiada de Grecia, ya que su posición en el Mediterráneo daba a sus provincias el control de algunos de los puertos marítimos y rutas comerciales más cruciales. A partir del siglo VI a.C., la artesanía y el comercio, principalmente marítimo, se convirtieron en aspectos fundamentales de la producción económica griega[1].

Hasta el 80% de la población griega trabajaba en la industria agrícola. El trabajo agrícola seguía el ritmo de las estaciones: la recogida de aceitunas y la poda de las vides al principio del otoño y al final del invierno; la retirada de las tierras en barbecho en primavera; la cosecha de cereales en verano; la tala de madera, la siembra de semillas y la cosecha de uvas en otoño.

Pueblo ibérico

Este artículo trata sobre un antiguo pueblo conocido hoy en día como los íberos de la Península Ibérica. Para los iberos actuales, véase pueblo español y pueblo portugués. Para los antiguos georgianos, véase Ibéricos del Cáucaso.

La cultura ibérica se desarrolló a partir del siglo VI a.C., y quizás ya en el quinto al tercer milenio a.C. en las costas del este y el sur de la península ibérica[2][3][4] Los íberos vivían en aldeas y oppida (asentamientos fortificados) y sus comunidades se basaban en una organización tribal. Los íberos del Levante español estaban más urbanizados que sus vecinos del centro y noroeste de la Península Ibérica. Los pueblos de las regiones central y noroeste eran en su mayoría hablantes de dialectos celtas, semipastoriles y vivían en aldeas dispersas, aunque también tenían algunas ciudades fortificadas como Numancia[5]. Tenían conocimientos de escritura, de trabajo del metal, incluido el bronce, y de técnicas agrícolas.

LEER  ¿quién era don rodrigo cómo fue su vida y que cargos ostentaba?

En los siglos anteriores a la conquista cartaginesa y romana, los asentamientos ibéricos crecieron en complejidad social, mostrando evidencias de estratificación social y urbanización. Este proceso se vio probablemente favorecido por los contactos comerciales con fenicios, griegos y cartagineses. A finales del siglo V y principios del IV a.C., una serie de importantes cambios sociales condujeron a la consolidación de una aristocracia y a la aparición de un sistema clientelar. “Este nuevo sistema político dio lugar, entre otras cosas, a ciudades y pueblos que giraban en torno a estos líderes, lo que también se conoce como nucleación territorial. En este contexto, el oppidum o ciudad ibérica fortificada se convirtió en el centro de referencia del paisaje y del espacio político”[6].

Historia de la península ibérica

Los fenicios eran mercaderes y navegantes procedentes del Mediterráneo oriental, del lugar donde hoy se encuentra el Líbano. Junto con los colonos griegos, unos siglos más tarde, fueron los primeros aventureros que cruzaron el Mediterráneo de Oriente a Occidente, expandiendo su influencia en muchas zonas costeras del sur del Mediterráneo e incluso del Océano Atlántico, destacando su presencia en África y la Península Ibérica. De la Península Ibérica, debieron ser atraídos por su riqueza mineral, entre ella la llamada Faja Pirítica Ibérica, a la que pertenece, entre otras regiones, la zona minera de Huelva (Minas de Riotinto, Alosno, etc.). Esta faja se extiende desde la Sierra de Sevilla hasta la costa atlántica portuguesa.

La fecha en que los fenicios iniciaron su viaje no está clara pero, según Velleius Paterculus (Historia de Roma, Libro I, 2), la ciudad de Cádiz, la Gadir fenicia (Gadeira griega y Gades romana), habría sido fundada 80 años después de la caída de Troya, lo que podría ser más o menos en el año 1100 a.C. Sin embargo, no habría datos arqueológicos que confirmen la presencia fenicia en la Península Ibérica más allá del siglo IX a.C. (Ver: Los Castillejos de Alcorrín, Manilva). En Cádiz el registro arqueológico del yacimiento del Teatro de Títeres se remonta al siglo VIII a.C.

LEER  ¿cómo muere el rey harald en vikingos?

Mapa de la península ibérica

En esta historia de la lengua española me fijaré primero en los pueblos y culturas que habitaron la Península Ibérica. Estos pueblos tuvieron sin duda una gran influencia en la evolución de la lengua española. Son muchas las culturas que han dejado su huella en el pueblo español y en su lengua; entre ellas, el hombre prehistórico, los íberos, los tartesios, los fenicios, los celtas, los griegos, los cartagineses, los romanos, los vándalos, los suevos, los alanos, los visigodos y los moros. En segundo lugar, me fijaré en algunos de los cambios que se produjeron en la transformación del latín, que era la lengua dominante en la península tras la colonización romana, en el español.

En toda la Península Ibérica se han encontrado numerosos vestigios de pueblos prehistóricos. Se han descubierto yacimientos que datan del 500.000 a.C. En el Paleolítico Medio, los hombres de Neandertal vivían en la zona. Durante el Paleolítico Superior, los hombres de Cromagnon habitaron la península (Candau).

Tras el hombre prehistórico, los íberos habitaron la península. No sabemos exactamente quiénes eran los íberos. Algunos creen que eran descendientes directos de los hombres prehistóricos (Poulter 13). Otros creen que fueron una civilización formada por el contacto entre los indígenas de la zona y las colonias griegas y fenicias que se establecieron en la península (Candau 13). Y otros creen que eran una civilización venida de África. La lengua de los íberos se conservó en unas pocas inscripciones y, presumiblemente, aún se hablaba a finales del siglo I d.C. (Spaulding 7). La mayoría de las inscripciones ibéricas que se han encontrado utilizan el alfabeto púnico. Parece que la lengua de los íberos sólo tuvo una influencia menor en el español, ya que se han conservado muy pocas palabras de esta época prerromana. Algunas de estas palabras son: arroyo, García (apellido), sapo, manteca, cachorro (Spaulding 8).

LEER  ¿cuál es la ubicación geográfica del imperio bizantino?

Acerca del autor

admin

Ver todos los artículos