¿qué caracteriza a los dioses romanos?

¿qué caracteriza a los dioses romanos?

religión romana

La mitología romana es el conjunto de mitos de la antigua Roma representados en la literatura y las artes visuales de los romanos. La mitología romana, que forma parte de una amplia variedad de géneros del folclore romano, también puede referirse al estudio moderno de estas representaciones, así como al tema representado en la literatura y el arte de otras culturas en cualquier época. La mitología romana procede de la mitología de los pueblos itálicos y, en última instancia, de la mitología protoindoeuropea.

La mitología romana también se inspira directamente en la mitología griega, posiblemente ya en la protohistoria de Roma, pero principalmente durante el periodo helenístico de influencia griega y a través de la conquista romana de Grecia, a través de la imitación artística de los modelos literarios griegos por parte de los autores romanos[1] Los romanos identificaron a sus propios dioses con los de los antiguos griegos -que estaban estrechamente relacionados históricamente en algunos casos, como Zeus y Júpiter- y reinterpretaron los mitos de las deidades griegas con los nombres de sus homólogos romanos. Por ello, las mitologías griega y romana suelen clasificarse juntas en la era moderna como mitología grecorromana.

los mitos griegos

Dioses griegos y romanos: comparación de homólogos Quizá sepas que los principales dioses y diosas griegos también están representados en la mitología romana con nombres diferentes. Pero, ¿son realmente iguales estas figuras inmortales en las culturas griega y romana? Sigue leyendo para aprender todo sobre estos dioses y diosas y cómo difieren entre las culturas antiguas.

LEER  ¿qué partidos forman el frente popular?

Aunque los dioses griegos son anteriores a los romanos en más de 1.000 años, ambas culturas utilizan la mitología para entender el mundo que les rodea. Los griegos y los romanos solían establecer normas sociales con historias mitológicas, ya que los dioses no eran perfectos en cuanto a comportamiento o personalidad.

Pero a diferencia de los griegos, que adoraban a los doce dioses del Olimpo, Roma adoraba a miles de dioses diferentes. Añadieron dioses con atributos deseables a su panteón a medida que expandían el Imperio Romano por todo el mundo. Cuando Roma llegó a Grecia, adoptó a los 12 dioses, cambió sus nombres por otros romanos y les dio personalidades romanas más tradicionales.

Tanto la cultura griega como la romana adoraban a poderosas diosas y dioses. Sus historias de origen y sus funciones suelen ser muy similares, pero cada diosa de la cultura griega es un poco diferente a su homóloga romana. Aquí tienes algunas formas de diferenciarlas.

el mito de la creación romana

La mitología romana es el conjunto de mitos de la antigua Roma representados en la literatura y las artes visuales de los romanos. La mitología romana, que forma parte de una gran variedad de géneros del folclore romano, también puede referirse al estudio moderno de estas representaciones, así como al tema representado en la literatura y el arte de otras culturas en cualquier época. La mitología romana procede de la mitología de los pueblos itálicos y, en última instancia, de la mitología protoindoeuropea.

La mitología romana también se inspira directamente en la mitología griega, posiblemente ya en la protohistoria de Roma, pero principalmente durante el periodo helenístico de influencia griega y a través de la conquista romana de Grecia, a través de la imitación artística de los modelos literarios griegos por parte de los autores romanos[1] Los romanos identificaron a sus propios dioses con los de los antiguos griegos -que estaban estrechamente relacionados históricamente en algunos casos, como Zeus y Júpiter- y reinterpretaron los mitos de las deidades griegas con los nombres de sus homólogos romanos. Por ello, las mitologías griega y romana suelen clasificarse juntas en la era moderna como mitología grecorromana.

LEER  ¿qué emperador romano mató a su madre?

lista de dioses y diosas romanos a-z

Las deidades romanas más conocidas hoy en día son las que los romanos identificaron con sus homólogos griegos (véase interpretatio graeca), integrando los mitos, la iconografía y, a veces, las prácticas religiosas griegas en la cultura romana, incluyendo la literatura latina, el arte romano y la vida religiosa tal y como se vivía en todo el Imperio. Muchos de los dioses propios de los romanos permanecen en la oscuridad, conocidos sólo por su nombre y a veces por su función, a través de inscripciones y textos a menudo fragmentarios. Esto es especialmente cierto en el caso de los dioses pertenecientes a la religión arcaica de los romanos que se remonta a la época de los reyes, la llamada «religión de Numa», que se perpetuó o revivió a lo largo de los siglos. Algunas deidades arcaicas tienen homólogos itálicos o etruscos, identificados tanto por las fuentes antiguas como por los estudiosos modernos. A lo largo del Imperio, las deidades de los pueblos de las provincias recibieron nuevas interpretaciones teológicas a la luz de las funciones o atributos que compartían con las deidades romanas.

Augusto, «el elevado o augusto» (forma masculina) es un honorífico y título otorgado a Octavio en reconocimiento de su estatus único, el extraordinario alcance de sus poderes y la aparente aprobación divina de su principado. Tras su muerte y deificación, el título se concedió a cada uno de sus sucesores. También se convirtió en un título u honor casi omnipresente para varias deidades locales menores, incluidos los Lares Augusti de las comunidades locales, y oscuras deidades provinciales como el Marazgu Augustus norteafricano. Esta extensión de un honorífico imperial a deidades mayores y menores de Roma y sus provincias se considera una característica básica del culto imperial.

LEER  ¿cuál es el objetivo principal de la fotografía?

Acerca del autor

admin

Ver todos los artículos