¿qué dice el concilio de trento sobre la misa?

¿qué dice el concilio de trento sobre la misa?

Consejo de trento pdf

Este artículo necesita citas adicionales para su verificación. Por favor, ayude a mejorar este artículo añadiendo citas de fuentes fiables. El material sin fuente puede ser cuestionado y eliminado.Buscar fuentes:  “Concilio de Trento” – noticias – periódicos – libros – erudito – JSTOR (diciembre de 2017) (Aprende cómo y cuándo eliminar este mensaje de la plantilla)

El Concilio de Trento (en latín: Concilium Tridentinum), celebrado entre 1545 y 1563 en Trento (o Trento, en el norte de Italia), fue el decimonoveno concilio ecuménico de la Iglesia católica[1] Impulsado por la Reforma protestante, ha sido descrito como la encarnación de la Contrarreforma[2][3].

El Concilio condenó lo que definió como herejías cometidas por los partidarios del protestantismo, y también emitió declaraciones y aclaraciones clave sobre la doctrina y las enseñanzas de la Iglesia, incluyendo las escrituras, el canon bíblico, la tradición sagrada, el pecado original, la justificación, la salvación, los sacramentos, la misa y la veneración de los santos. [El Concilio se reunió durante veinticinco sesiones entre el 13 de diciembre de 1545 y el 4 de diciembre de 1563[5] El Papa Pablo III, que convocó el Concilio, supervisó las primeras ocho sesiones (1545-47), mientras que las sesiones duodécima a decimosexta (1551-52) fueron supervisadas por el Papa Julio III y las sesiones decimoséptima a vigésimo quinta (1562-63) por el Papa Pío IV.

Cuál fue el resultado del concilio de trento

La Reforma Protestante trajo consigo cambios radicales en las creencias de los cristianos en el siglo XV. Como la Iglesia católica estaba siendo muy perjudicada por la fuerza de los protestantes, la Iglesia tuvo que hacer algo en respuesta a medida que estos crecían en seguidores y ganaban poder. Por lo tanto, la formación del Concilio de Trento fue una decisión crucial para reafirmar las doctrinas de la Iglesia Católica. Fue la primera respuesta importante de la Iglesia a la Reforma en curso. Fue fácilmente el movimiento más importante de la Contrarreforma católica, que fue la respuesta de los católicos a la creciente Reforma de los protestantes.

LEER  ¿cómo eran los espectáculos en roma?

El Concilio de Trento fue un concilio ecuménico formado por un grupo elegido de clérigos católicos, compuesto principalmente por obispos. Formando parte de la Contrarreforma católica, los propósitos de este concilio eran condenar y refutar las creencias de los protestantes, como Martín Lutero y Juan Calvino, y también dejar más claro el conjunto de creencias del catolicismo. Este concilio tenía el poder no sólo de restablecer y aclarar las creencias católicas anteriores, sino que podía cambiar completamente las creencias, enseñanzas y prácticas de la Iglesia de la forma que consideraran oportuna en ese momento. Este poder les llevó a realizar algunos cambios importantes en las prácticas y creencias de la Iglesia, muchos de los cuales se siguen utilizando en el catolicismo actual.

Por qué se organizó el consejo de trento

Este artículo necesita citas adicionales para su verificación. Por favor, ayude a mejorar este artículo añadiendo citas de fuentes fiables. El material sin fuente puede ser cuestionado y eliminado.Buscar fuentes:  “Concilio de Trento” – noticias – periódicos – libros – erudito – JSTOR (diciembre de 2017) (Aprende cómo y cuándo eliminar este mensaje de la plantilla)

El Concilio de Trento (en latín: Concilium Tridentinum), celebrado entre 1545 y 1563 en Trento (o Trento, en el norte de Italia), fue el decimonoveno concilio ecuménico de la Iglesia católica[1] Impulsado por la Reforma protestante, ha sido descrito como la encarnación de la Contrarreforma[2][3].

El Concilio condenó lo que definió como herejías cometidas por los partidarios del protestantismo, y también emitió declaraciones y aclaraciones clave sobre la doctrina y las enseñanzas de la Iglesia, incluyendo las escrituras, el canon bíblico, la tradición sagrada, el pecado original, la justificación, la salvación, los sacramentos, la misa y la veneración de los santos. [El Concilio se reunió durante veinticinco sesiones entre el 13 de diciembre de 1545 y el 4 de diciembre de 1563[5] El Papa Pablo III, que convocó el Concilio, supervisó las primeras ocho sesiones (1545-47), mientras que las sesiones duodécima a decimosexta (1551-52) fueron supervisadas por el Papa Julio III y las sesiones decimoséptima a vigésimo quinta (1562-63) por el Papa Pío IV.

LEER  ¿cómo se les pagaba a los soldados romanos?

Dónde se celebró el concilio de trento

Cánones y Decretos del Concilio de Trento (1851) por el Concilio de Trento, traducido por Theodore Alois BuckleySesión XXII. Doctrina sobre el sacrificio de la misaSesión XXII. Decreto sobre las cosas que deben observarse y evitarse en la celebración de la misa→

Y aunque la Iglesia ha tenido la costumbre de celebrar a veces ciertas misas en honor y memoria de los santos, no enseña, sin embargo, que el sacrificio se ofrezca a ellos, sino sólo a Dios, que los ha coronado; por lo cual tampoco suele decir el sacerdote: “A ti, a Pedro o a Pablo, les ofrezco el sacrificio”, sino que, dando gracias a Dios por sus victorias, implora su patrocinio, para que se dignen interceder por nosotros en el cielo, cuya memoria celebramos en la tierra.

Y considerando que es conveniente que las cosas santas se administren de manera santa, y que este sacrificio es la más santa de todas las cosas santas; con el fin de que pueda ser digna y reverentemente ofrecido y recibido, la Iglesia Católica instituyó, desde hace muchos años, el sagrado canon, tan puro de todo error, que nada se contiene en él que no huela en el más alto grado de cierta santidad y piedad, y eleve las mentes de los que ofrecen a Dios. Porque se compone tanto de las mismas palabras del Señor, como de las tradiciones de los apóstoles, y de las piadosas instituciones también de los santos pontífices.

LEER  ¿qué es la música y cuáles son sus tipos?

Acerca del autor

admin

Ver todos los artículos