¿qué es ser un santo?

¿qué es ser un santo?

Inés de roma

Esta es una lista incompleta de personas y ángeles que la Iglesia Católica ha canonizado como santos. Según la teología católica, todos los santos gozan de la visión beatífica. Muchos de los santos enumerados aquí se encuentran en el Calendario Romano General, mientras que otros pueden encontrarse también en el Martirologio Romano;[1] otros son particulares de lugares locales y su reconocimiento no se extiende a la iglesia mundial más amplia.

Fundador de la Iglesia inglesa[134] Primer arzobispo de Canterbury[135][136] Todavía se puede encontrar un monumento de piedra, la Cruz de San Agustín, en Kent. Se cree que marca el lugar en el que San Agustín se encontró con el rey Ethelbert por primera vez[137].

Primera ciudadana nacida en EE.UU. en ser declarada santa[185][186] Viuda; fundadora de las Hijas de la Caridad de San Vicente de Paúl en Estados Unidos, las Hermanas de la Caridad de Cincinnati, las Hermanas de la Caridad de Seton Hill, las Hermanas de la Caridad de San Vicente de Paúl de Halifax, las Hermanas de la Caridad de San Vicente de Paúl de Nueva York y las Hermanas de la Caridad de Santa Isabel de Nueva Jersey.

Qué es un santo en la biblia

Los santos, en términos generales, son todas las personas que siguen a Jesucristo y viven sus vidas de acuerdo con sus enseñanzas. Sin embargo, los católicos también utilizan el término de forma más restringida para referirse a hombres y mujeres especialmente santos que, al perseverar en la fe cristiana y vivir vidas extraordinarias de virtud, ya han entrado en el Cielo.

LEER  ¿qué significa los 8 sabbats de las brujas?

La palabra santo viene del latín sanctus y significa literalmente “santo”. A lo largo del Nuevo Testamento, santo se utiliza para referirse a todos los que creen en Jesucristo y siguen sus enseñanzas. San Pablo se dirige a menudo en sus epístolas a “los santos” de una ciudad concreta (véanse, por ejemplo, Efesios 1:1 y 2 Corintios 1:1), y los Hechos de los Apóstoles, escritos por San Lucas, discípulo de Pablo, hablan de que San Pedro fue a visitar a los santos de Lida (Hechos 9:32). Se suponía que aquellos hombres y mujeres que seguían a Cristo se habían transformado tanto que ahora eran diferentes de los demás hombres y mujeres y, por tanto, debían ser considerados santos. En otras palabras, la santidad siempre se refería no sólo a los que tenían fe en Cristo, sino más específicamente a los que vivían vidas de acciones virtuosas inspiradas por esa fe.

¿puede una persona viva ser santa?

Al conceder la santidad, la Iglesia Católica Romana reconoce que el santo está en el cielo. Tras la canonización, los fieles pueden rezar a ese santo.    Casi 3.000 personas han sido canonizadas por la Iglesia Católica Romana desde que esta práctica comenzó en 1234.

La canonización de un santo por la Iglesia católica romana es una condición que sólo se concede después de la muerte. Además, para conseguir este estatus de beatificación, hay que llevar una vida heroicamente virtuosa, en el más estricto acuerdo con las enseñanzas de la iglesia, abarcando la caridad, la fe, la esperanza y otras virtudes. También hay que realizar milagros durante su vida y ser martirizado en nombre de su religión, o ser responsable de milagros a título póstumo.

LEER  ¿qué capacidades se desarrollan a través del teatro?

Si la persona fue martirizada -sufrió la muerte o la persecución en nombre de su fe- puede ser beatificada y nombrada beata sin más investigación. Se trata de una santidad reconocida localmente, por lo que la persona puede ser venerada en su ciudad, diócesis, región o comunidad religiosa.

En el caso de la Madre Teresa, dos milagros se atribuyeron a las oraciones ofrecidas después de su muerte: un hombre en Brasil con abscesos cerebrales despertó del coma y el tumor de estómago de una mujer en la India desapareció.

Santa ana

Este artículo trata de los santos cristianos posteriores a 451 d.C. Para los santos cristianos anteriores a esta época, véase Lista de los primeros santos cristianos. Para los que la Iglesia católica ha canonizado, véase Lista de santos católicos. Para una lista de personas veneradas en el budismo Mahayana, véase Lista de bodhisattvas. Para una lista de awliya’ venerados por los musulmanes sufíes, véase Lista de santos sufíes.

Los santos católicos romanos canonizados han pasado por un proceso institucional formal que ha desembocado en su canonización. Ha habido miles de canonizaciones. (Sólo el Papa Juan Pablo II canonizó a 110 personas, así como muchas canonizaciones de grupo, como 110 santos mártires de China, 103 mártires coreanos, 117 mártires vietnamitas, los mártires mexicanos, los mártires españoles y los mártires revolucionarios franceses. Cabe destacar que 78 papas son considerados santos)[1].

Entre las Comuniones Ortodoxas Orientales y Ortodoxas Orientales, las cifras pueden ser incluso mayores, ya que no existe un proceso fijo de “canonización” y cada jurisdicción individual dentro de las dos comuniones ortodoxas mantiene de forma independiente listas paralelas de santos que sólo coinciden parcialmente. La Comunión Anglicana reconoce a los santos anteriores a la Reforma, al igual que la Iglesia Metodista Unida. Las personas que han llevado una vida de santidad célebre o de celo misionero se incluyen en el Calendario del Libro de Oración “…sin que por ello se inscriban o encomienden a dichas personas como santos de la Iglesia…”. Del mismo modo, se incluirán todas las personas conmemoradas en el calendario de santos luterano. Otras denominaciones tienen sus propios Calendarios de Santos que mantienen.

LEER  ¿quién ganó el torneo de candidatos 2020?

Acerca del autor

admin

Ver todos los artículos