¿qué importancia tiene el movimiento obrero?

¿qué importancia tiene el movimiento obrero?

¿cuál es la causa del movimiento obrero?

Los empresarios y los trabajadores parecen enfocar el empleo desde perspectivas muy diferentes. Entonces, ¿cómo pueden ambas partes llegar a un acuerdo? La respuesta está en los sindicatos. Los sindicatos han desempeñado un papel en el diálogo entre trabajadores y empresarios durante siglos, pero en las últimas décadas han cambiado muchos aspectos del entorno empresarial. Teniendo esto en cuenta, es importante entender cómo encajan los sindicatos en el entorno empresarial actual y qué papel desempeñan los sindicatos en la economía moderna.

Los sindicatos son organizaciones que negocian con corporaciones, empresas y otras organizaciones en nombre de sus miembros. Hay sindicatos comerciales, que representan a los trabajadores que realizan un tipo de trabajo concreto, y sindicatos industriales, que representan a los trabajadores de una industria determinada.  La Federación Americana del Trabajo-Congreso de Organizaciones Industriales (AFL-CIO) es un sindicato comercial, mientras que United Auto Workers (UAW) es un sindicato industrial.

Desde la Revolución Industrial, a los sindicatos se les atribuye el mérito de haber conseguido mejoras en las condiciones de trabajo y en los salarios. Muchos sindicatos se formaron en empresas manufactureras y de recursos, empresas que operaban en acerías, fábricas textiles y minas. Con el tiempo, sin embargo, los sindicatos se han extendido a otras industrias. Los sindicatos suelen asociarse a la “vieja economía”: empresas que operan en entornos muy regulados. Hoy en día, una gran parte de la afiliación sindical se encuentra en el transporte, los servicios públicos y la administración pública.

LEER  ¿cuántos califatos hay en la actualidad?

William green

Informe – Por Josh Bivens, Lora Engdahl, Elise Gould, Teresa Kroeger, Celine McNicholas, Lawrence Mishel, Zane Mokhiber, Heidi Shierholz, Marni von Wilpert, Valerie Wilson y Ben Zipperer – 24 de agosto de 2017

Los estadounidenses siempre se han unido -ya sea en las asociaciones de padres de alumnos o en las organizaciones comunitarias locales- para resolver problemas y realizar cambios que mejoren sus vidas y sus comunidades. A través de los sindicatos, las personas se unen para luchar por mejoras en el lugar donde pasan una gran parte de sus horas de vigilia: el trabajo.

La libertad de los trabajadores para unirse en sindicatos y negociar con los empresarios (en un proceso conocido como negociación colectiva) está ampliamente reconocida como un derecho humano fundamental en todo el mundo. En Estados Unidos, este derecho está protegido por la Constitución y la legislación del país, y cuenta con el apoyo de la mayoría de los estadounidenses.1

Más de 16 millones de mujeres y hombres trabajadores en Estados Unidos ejercen este derecho: estos 16 millones de trabajadores están representados por sindicatos. En total, más de uno de cada nueve trabajadores estadounidenses está representado por sindicatos. Esta representación convierte a los sindicatos en una de las mayores instituciones de Estados Unidos2.

Únete aquí

Los sindicatos son el principal medio para que los trabajadores se organicen y protejan sus derechos en el trabajo. El contrato sindical o “convenio colectivo” establece las condiciones básicas de trabajo.    Los sindicatos dan voz a los trabajadores frente a los empresarios y les proporcionan un medio para obtener cierta seguridad y dignidad en el trabajo. La mayoría de los sindicatos cuentan con personal profesional remunerado para gestionar sus actividades.

LEER  ¿quién fue el que cambió el día de reposo?

Los sindicatos persiguen estrategias y actividades que sirven a los intereses de sus miembros. Entre ellas se encuentran la representación de los miembros y la negociación con los empresarios, la captación de nuevos miembros y la participación en acciones políticas cuando sea necesario para apoyar políticas que mejoren las condiciones laborales de todos los trabajadores.

Los representantes de los trabajadores y de la patronal negocian los salarios y las prestaciones, los horarios y las condiciones de trabajo.    El acuerdo alcanzado se plasma en un documento escrito o contrato.    El contrato suele contener un procedimiento de reclamación para resolver los conflictos.    El sindicato se encarga de hacer cumplir el contrato en nombre de sus miembros.

Hermandad internacional de la electricidad

La revolución industrial destaca como una época de gran prosperidad y expansión cuando Estados Unidos entró en la era moderna. Pero ¿cuáles fueron los escollos de un crecimiento tan rápido y quiénes resultaron ser las víctimas del éxito del país?

Naturalmente, la demanda de trabajadores era alta, pero en esta época de mayor inmigración la oferta de trabajadores deseosos de abrirse camino en un nuevo país era aún mayor. Esto ayudó a dar poder a los jefes de la industria y significó que las condiciones de trabajo estaban lejos de ser ideales.

Sin embargo, había muchos que no estaban dispuestos a aceptar la forma en que se dirigían las grandes empresas, sobre todo porque obtenían beneficios a costa de los pequeños. La primera organización que actuó como federación para englobar a los sindicatos estadounidenses fue la Unión Nacional del Trabajo, que entró realmente en vigor después de la Guerra Civil, pero tuvo una vida razonablemente corta.

LEER  ¿cuáles fueron las consecuencias de la guerra de crimea?

El mayor sindicato de la época fue la Orden de los Caballeros de San Crispín. En representación de la industria del calzado, la Orden intentó frenar la creciente tendencia a la línea de producción mecánica o no cualificada que parecía destinada a sustituir a los maestros zapateros.

Acerca del autor

admin

Ver todos los artículos