¿qué quiere decir la pintura de la obra el matrimonio arnolfini?

¿qué quiere decir la pintura de la obra el matrimonio arnolfini?

¿qué quiere decir la pintura de la obra el matrimonio arnolfini? 2021

la batalla de alejandro en isla

El Retrato Arnolfini (o La boda Arnolfini, El matrimonio Arnolfini, El retrato de Giovanni Arnolfini y su esposa, u otros títulos) es una pintura al óleo sobre tabla de roble de 1434, obra del pintor neerlandés Jan van Eyck. Se trata de un retrato doble de cuerpo entero, que se cree que representa al comerciante italiano Giovanni di Nicolao Arnolfini y a su esposa, presumiblemente en su residencia de la ciudad flamenca de Brujas.

Se considera una de las pinturas más originales y complejas del arte occidental, por su belleza, su compleja iconografía,[1] su perspectiva geométrica ortogonal,[2] y la ampliación del espacio pictórico con el uso de un espejo[3][4] Según Ernst Gombrich “a su manera, era tan nueva y revolucionaria como la obra de Donatello o Masaccio en Italia. Un simple rincón del mundo real se había fijado de repente en un panel como por arte de magia… Por primera vez en la historia, el artista se convirtió en un perfecto testigo ocular en el sentido más estricto del término”[5] El retrato ha sido considerado por Erwin Panofsky y algunos otros historiadores del arte como una forma única de contrato matrimonial, plasmado en un cuadro[6] Firmado y fechado por van Eyck en 1434, es, junto con el Retablo de Gante del mismo artista y su hermano Hubert, la pintura sobre tabla más antigua y famosa que se ha realizado al óleo y no al temple. El cuadro fue adquirido por la National Gallery de Londres en 1842.

LEER  ¿qué es el feudalismo resumen?

el juicio de parís

Ya he explicado que el cuadro tiene el formato de un escudo de armas y que la firma de Van Eyck está colocada en la posición del timón (casco) o de la visera por encima del escudo del espejo. El artista no era reacio a hacer algún que otro juego de palabras al firmar sus obras, y su firma en latín utilizada en el Retrato Arnolfini no es una excepción.

La araña representa la corona ducal que descansa sobre el casco (firma). Juntos aluden al pasaje del Evangelio de Lucas (8 : 16-17) – Nadie enciende una lámpara para cubrirla con un cuenco o para ponerla debajo de la cama. No, la pone en un candelabro para que la gente vea la luz cuando entre. Porque nada está oculto, sino que se aclarará, nada es secreto, sino que se dará a conocer y saldrá a la luz.

El papel de Van Eyck como apoderado de Felipe ofrece un indicio para comprender mejor el misterioso rostro del llamado Sr. Arnolfini. Hay dudas sobre la identidad del hombre. ¿Puede ser realmente Felipe el Bueno, o incluso Arnolfini, o el hombre tiene el aspecto de Van Eyck? Lo mismo ocurre con la mujer: ¿Es la señora Arnolfini o la duquesa Isabel de Borgoña, o incluso la Virgen María? ¿O es la esposa de Van Eyck, Margaret, que sustituye a las otras mujeres?

retablo de gante

“El matrimonio Arnolfini” es el nombre que se le ha dado a este doble retrato sin título de Jan van Eyck, ahora en la National Gallery de Londres. Es una de las mayores celebraciones de la mutualidad humana. Al igual que la “Novia judía” de Rembrandt, este cuadro nos revela el significado interior de un verdadero matrimonio.

LEER  ¿cuáles son las principales características de los movimientos sociales?

Giovanni Arnolfini, un próspero banquero italiano establecido en Brujas, y su esposa Giovanna Cenami, están de pie, uno al lado del otro, en la cámara nupcial, mirando hacia el espectador. El marido tiende la mano a su mujer.

A pesar del reducido espacio, el pintor se las ha ingeniado para rodearles de un sinfín de símbolos. A la izquierda, las naranjas colocadas en la mesa baja y en el alféizar de la ventana recuerdan una inocencia original, una época anterior al pecado. A no ser que no se trate de naranjas, sino de manzanas (es difícil asegurarlo), en cuyo caso representarían la tentación del conocimiento y la Caída. Por encima de las cabezas de los novios, la vela que se ha dejado encendida a plena luz del día en una de las ramas de un candelabro de cobre ornamentado puede interpretarse como la llama nupcial, o como el ojo de Dios. El pequeño perro del primer plano es un emblema de la fidelidad y el amor. Por su parte, el lecho matrimonial, con sus brillantes cortinas rojas, evoca el acto físico del amor que, según la doctrina cristiana, es parte esencial de la unión perfecta del hombre y la mujer.

LEER  ¿qué es la liturgia y sus partes?

Acerca del autor

admin

Ver todos los artículos