¿que se determinó en el concilio de ferrara y el de trento acerca del matrimonio?

¿que se determinó en el concilio de ferrara y el de trento acerca del matrimonio?

Concilio de trento pdf

El Concilio de Trento, que puede describirse como el punto de inflexión entre el catolicismo romano y el protestantismo, es el acontecimiento más importante de la historia eclesiástica post-medieval. Es el acontecimiento culminante de una larga serie de asambleas similares, convocadas para remediar los males ocasionados durante y por el gran cisma del papado, y por la disolución de la moral laica y clerical a la que había contribuido en gran medida el temperamento pagano del Renacimiento. Pero los concilios de Pisa, Constanza, Basilea, Ferrara-Florencia y Letrán se reunieron y se separaron sin intentar tratar eficazmente ninguno de los escándalos y abusos prácticos de la Iglesia que estaban minando la lealtad y el afecto de que había gozado anteriormente; y estos repetidos fracasos, al destruir toda esperanza de reparación por parte de las autoridades constituidas, precipitaron el estallido de la Reforma, que en sus comienzos apenas se ocupaba directamente de cuestiones doctrinales, sino que se dirigía principalmente a los fallos de la administración y la moral.

Antes de la segunda sesión debían resolverse algunos preliminares, y el plan de celebrar “congregaciones generales” privadas, en las que los teólogos de rango no episcopal pudieran sentarse y participar en la discusión y preparación de los decretos que se propondrían y votarían en sesión pública, fue adoptado de inmediato y observado en lo sucesivo. Y en primer lugar, se planteó la cuestión de si se debía permitir a cualquier persona, excepto a los obispos, votar sobre cuestiones de doctrina. La decisión fue que el voto se permitiera también a los generales de las órdenes religiosas, y que el derecho de los apoderados de los obispos ausentes a votar se remitiera al papa. Se discutió entonces el título que debía darse al concilio en el encabezamiento de los decretos de cada sesión, y se rechazó, a instancias de los legados, una propuesta de añadir las palabras “en representación de la Iglesia universal” (como en Basilea y Constanza) a la fórmula habitual “general y oecuménica”, por considerar que amenazaba indirectamente la autocracia papal. Los legados también informaron en privado al Papa que la mayoría de los miembros deseaban abordar la cuestión de las reformas prácticas antes que la de la doctrina, y que podría ser necesario ceder el punto para evitar el escándalo o la imputación de simpatía con los abusos, pero que insistirían, en ese caso, en hacer que las medidas de la reforma se aplicaran a todos, a los príncipes y a los laicos, así como a los eclesiásticos, lo que probablemente amortiguaría el ardor de sus defensores.

LEER  ¿quién fue la primer mujer en la tierra?

Por qué se organizó el consejo de trento

Este artículo incluye una lista de referencias generales, pero permanece en gran medida sin verificar porque carece de suficientes citas en línea correspondientes. Por favor, ayude a mejorar este artículo introduciendo citas más precisas. (Enero de 2018) (Aprende cómo y cuándo eliminar este mensaje de la plantilla)

La neutralidad de este artículo es discutida. La discusión pertinente puede encontrarse en la página de discusión. Por favor, no elimine este mensaje hasta que se cumplan las condiciones para hacerlo. (Agosto 2021) (Aprende cómo y cuándo eliminar este mensaje de la plantilla)

El Concilio de Florencia es el decimoséptimo concilio ecuménico reconocido por la Iglesia católica, celebrado entre 1431 y 1449. Fue convocado como el Concilio de Basilea por el Papa Martín V poco antes de su muerte en febrero de 1431 y tuvo lugar en el contexto de las guerras husitas en Bohemia y el ascenso del Imperio Otomano. Estaba en juego el conflicto mayor entre el movimiento conciliar y el principio de la supremacía papal.

El Concilio entró en una segunda fase tras la muerte del emperador Segismundo en 1437. El Papa Eugenio IV convocó un Concilio rival de Ferrara el 8 de enero de 1438 y consiguió atraer a Italia a algunos de los embajadores bizantinos que asistían a Basilea. Los miembros restantes del Concilio de Basilea primero lo suspendieron, lo declararon hereje y luego, en noviembre de 1439, eligieron a un antipapa, Félix V.

¿prohibió el concilio de trento las indulgencias?

Los Concilios Ecuménicos católicos incluyen 21 concilios a lo largo de un período de 1700 años. Aunque las definiciones han cambiado a lo largo de la historia, en la actualidad los concilios ecuménicos son asambleas de patriarcas, cardenales, obispos residentes, abades, jefes masculinos de órdenes religiosas y otras personas jurídicas, nombradas por el pontífice romano. Se reúnen para discutir cuestiones de fe y de disciplina de la Iglesia. Las decisiones del concilio, para ser válidas, son aprobadas por los papas[1] La participación está limitada a estas personas, que no pueden delegar su derecho de voto.

LEER  ¿cómo se creó burgos?

Los concilios ecuménicos son diferentes de los concilios provinciales, donde se reúnen los obispos de una provincia o región de la Iglesia. Las conferencias episcopales y los concilios plenarios son otros organismos, reuniones de obispos de un país, nación o región, como la Conferencia de Obispos Católicos de Estados Unidos. Este artículo no incluye los concilios de orden inferior ni los concilios regionales. Ecuménico, según el punto de vista católico, no significa que todos los obispos asistan a los concilios, lo que ni siquiera fue el caso en el Vaticano II. Lo ecuménico tampoco implica la participación o aceptación de todas las comunidades cristianas e Iglesias. Ecuménico se refiere a “una congregación solemne de los obispos católicos del mundo por invitación del Papa para decidir con él sobre asuntos de la Iglesia”[2] El carácter ecuménico de los concilios del primer milenio no estuvo determinado por la intención de quienes cursaron las invitaciones. La aprobación papal de los primeros concilios no tuvo un carácter formal, que sí fue característico en los concilios posteriores. La Iglesia católica no declaró oficialmente estos concilios como ecuménicos. Esto se convirtió en una práctica teológica[3]. Existían diferentes valoraciones entre las comunidades cristianas y dentro de ellas.

Cuál era el objetivo del consejo de trento

Este artículo necesita citas adicionales para su verificación. Por favor, ayude a mejorar este artículo añadiendo citas de fuentes fiables. El material sin fuente puede ser cuestionado y eliminado.Buscar fuentes:  “Concilio de Trento” – noticias – periódicos – libros – erudito – JSTOR (diciembre de 2017) (Aprende cómo y cuándo eliminar este mensaje de la plantilla)

LEER  ¿qué lengua hablan en guinea?

El Concilio de Trento (en latín: Concilium Tridentinum), celebrado entre 1545 y 1563 en Trento (o Trento, en el norte de Italia), fue el decimonoveno concilio ecuménico de la Iglesia católica[1] Impulsado por la Reforma protestante, ha sido descrito como la encarnación de la Contrarreforma[2][3].

El Concilio condenó lo que definió como herejías cometidas por los partidarios del protestantismo, y también emitió declaraciones y aclaraciones clave sobre la doctrina y las enseñanzas de la Iglesia, incluyendo las escrituras, el canon bíblico, la tradición sagrada, el pecado original, la justificación, la salvación, los sacramentos, la misa y la veneración de los santos. [El Concilio se reunió durante veinticinco sesiones entre el 13 de diciembre de 1545 y el 4 de diciembre de 1563[5] El Papa Pablo III, que convocó el Concilio, supervisó las primeras ocho sesiones (1545-47), mientras que las sesiones duodécima a decimosexta (1551-52) fueron supervisadas por el Papa Julio III y las sesiones decimoséptima a vigésimo quinta (1562-63) por el Papa Pío IV.

Acerca del autor

admin

Ver todos los artículos