¿qué tipos de armamentos se estrenaron en la i guerra mundial?

¿qué tipos de armamentos se estrenaron en la i guerra mundial?

Qué nuevas armas se utilizaron en la 1ª guerra mundial

Adecuado para: Key stage 2, Key stage 3 Periodo de tiempo: Segunda Guerra Mundial 1939-1945 Temas del plan de estudios: Reforma política y social, La Segunda Guerra Mundial Preguntas de investigación sugeridas: ¿Cómo explican estos carteles la forma en que el gobierno animó a la gente a apoyar el esfuerzo de guerra en casa? Posibles actividades: Los alumnos hacen una colección de carteles de guerra del gobierno y los agrupan por temas. Diseñar su propio cartel o folleto para animar a la gente a contribuir al esfuerzo bélico. Descarga: Paquete de lecciones

En 1938, el gobierno comenzó a construir nuevos buques de guerra y a aumentar su armamento. Sin embargo, esta guerra no sólo implicaría a los soldados. El gobierno esperaba que la guerra perturbara y amenazara la vida de los civiles que quedaban en casa. Esto ocurrió de diferentes maneras, desde el corte de barandillas para ser fundidas y utilizadas en las fábricas de municiones, hasta los planes de racionamiento y evacuación.

Entre 1938 y 1939, el gobierno pensó en todos los posibles peligros y dificultades a los que se enfrentaría el Frente Interior durante la guerra, y comenzó a tomar precauciones. Se necesitaba gente en el frente interno para ayudar en todo tipo de cosas. Se les animó a plantar hortalizas en las tierras que les sobraban para complementar el racionamiento, pero también se reclutó a personas para una serie de puestos esenciales, como los vigilantes de ataques aéreos y la guardia doméstica. También se animó a la gente a pensar en su seguridad, y el gobierno dedicó mucho tiempo a educar a la gente sobre qué hacer en situaciones como un ataque aéreo o un ataque con gas, además de proporcionar información sobre cómo hacer que las raciones duren más y cómo mantenerse sano. Utilice esta lección para trabajar con documentos originales sobre cómo se animó a los británicos a prepararse para la Segunda Guerra Mundial.

LEER  ¿quién mató a atila rey de los hunos?

Flamethro

Para entender la Gran Guerra, hay que entender las armas. Las armas están vinculadas a los cuerpos, a los ataques a la integridad corporal, al sufrimiento. Las armas de mano constituyen una prolongación del cuerpo y, al mismo tiempo, determinan su capacidad de movimiento. El manejo de las armas -su tacto, su peso- abre un abanico de experiencias sensoriales, además de afectivas. El estudio de las armas nos acerca a la comprensión de los soldados y de su mundo mental. En resumen, las armas son mucho más que las herramientas de combate.

Sería absurdo estudiar la guerra sin estudiar el combate, y estudiar el combate sin estudiar las armas. Sin embargo, muchos estudiosos de la guerra -incluidos los de la Primera Guerra Mundial- han eludido el tema de las armas. Varias razones explican esta evasión. El campo del conocimiento de las armas se ha dejado durante mucho tiempo en manos de especialistas carentes de legitimidad académica, ya sean coleccionistas o partidarios del tipo más tradicional de historia militar. En consecuencia, saber mucho sobre armas, al menos las modernas, no otorga una gran credibilidad académica, sino más bien lo contrario.

La tecnología en la 1ª guerra mundial

Para entender la Gran Guerra, hay que entender las armas. Las armas están vinculadas a los cuerpos, a los ataques a la integridad corporal, al sufrimiento. Las armas de mano constituyen una prolongación del cuerpo y, al mismo tiempo, determinan su capacidad de movimiento. El manejo de las armas -su tacto, su peso- abre un abanico de experiencias sensoriales, además de afectivas. El estudio de las armas nos acerca a la comprensión de los soldados y de su mundo mental. En resumen, las armas son mucho más que las herramientas de combate.

LEER  ¿qué cosas hizo pedro el grande?

Sería absurdo estudiar la guerra sin estudiar el combate, y estudiar el combate sin estudiar las armas. Sin embargo, muchos estudiosos de la guerra -incluidos los de la Primera Guerra Mundial- han eludido el tema de las armas. Varias razones explican esta evasión. El campo del conocimiento de las armas se ha dejado durante mucho tiempo en manos de especialistas carentes de legitimidad académica, ya sean coleccionistas o partidarios del tipo más tradicional de historia militar. En consecuencia, saber mucho sobre armas, al menos las modernas, no otorga una gran credibilidad académica, sino más bien lo contrario.

Rifle

Para entender la Gran Guerra, hay que entender las armas. Las armas están vinculadas a los cuerpos, a los ataques a la integridad corporal, al sufrimiento. Las armas de mano constituyen una prolongación del cuerpo y, al mismo tiempo, determinan su capacidad de movimiento. El manejo de las armas -su tacto, su peso- abre un abanico de experiencias sensoriales, además de afectivas. El estudio de las armas nos acerca a la comprensión de los soldados y de su mundo mental. En resumen, las armas son mucho más que las herramientas de combate.

Sería absurdo estudiar la guerra sin estudiar el combate, y estudiar el combate sin estudiar las armas. Sin embargo, muchos estudiosos de la guerra -incluidos los de la Primera Guerra Mundial- han eludido el tema de las armas. Varias razones explican esta evasión. El campo del conocimiento de las armas se ha dejado durante mucho tiempo en manos de especialistas carentes de legitimidad académica, ya sean coleccionistas o partidarios del tipo más tradicional de historia militar. En consecuencia, saber mucho sobre armas, al menos las modernas, no otorga una gran credibilidad académica, sino más bien lo contrario.

LEER  ¿qué general protagonizó la derrota carlista?

Acerca del autor

admin

Ver todos los artículos