¿quién escribió el poema a la patria?

¿quién escribió el poema a la patria?

La montaña y el valle

El verano en que regresé a Estados Unidos, me di cuenta de que no tenía un país al que volver. Había pasado un año de instituto en el extranjero, en Europa, donde me bombardearon con preguntas que parecían agudizar el guión imaginario entre las palabras “asiático” y “americano”. Preguntas que nunca son malintencionadas, pero que a menudo resultan agotadoras de responder. “¿De dónde son tus padres o abuelos?”. “¿Sabes hablar chino? ¿Japonés? ¿Coreano?” Sólo cuando viajé 3.854 millas a través de un océano de vuelta a mi ciudad natal de York, Pennsylvania, me di cuenta de que me habían tratado como un extraño en mi propio país durante toda mi vida.

Estados Unidos me ha parecido a menudo menos una patria y más un planeta extranjero, pero descubrir cómo los poetas de color -inmigrantes, resistentes a la colonización y otros revolucionarios- son capaces de utilizar el lenguaje que a menudo se les impone a través de la asimilación no invitada de maneras tan inquietantemente profundas me ha dado las palabras para pensar críticamente sobre dónde puedo pertenecer y cómo puedo convertir el país en el que vivo en ese lugar de pertenencia.

La poeta iraquí dunya mikhail | 92y readings

Muchos de los poemas de Thom despliegan esta voz audaz y narradora, poniendo en primer plano la sabiduría de lo que se dice, se experimenta, se vive, se rumorea y se cotillea en lugar de la historia tradicional con su miopía normativa. a place called No Homeland examina sistemáticamente las colisiones con las que se encuentran las identidades marginadas.

LEER  ¿cuáles son los bloques que se formaron en la primera guerra mundial?

Una figura materna de mi vida me escribió hace poco para decirme que tiene problemas con la poesía precisamente porque existe como un lugar entre el pensamiento y el sentimiento, un lugar que no tenemos la costumbre de visitar, y mucho menos de habitar. Pero luego hay algunos poemas que te sacuden y te devuelven al espacio que parpadea entre el pathos y el logos. Kai Cheng Thom’s a place called No Homeland es el corazón de ese lugar real pero imaginado. Son poemas que conviven con la paradoja, a caballo entre el mito y la realidad. En un lugar llamado No Homeland, Thom traslada a la página la energía de la palabra hablada punk queer. El resultado es un debut vulnerable y brillante.

A lo largo de la colección, Thom se compromete a poner en primer plano los cuerpos queer, trans y racializados. El poema inaugural, “bebés de la diáspora”, nos dice que hay “historias que nunca se cuentan / pero que se conocen / sin embargo las horneamos en el pan / llenamos bollos con secretos”. Para Thom, estas historias reprimidas perduran a pesar de su marginación. Existen material y espiritualmente en rincones no examinados y horneados en el pan de cada día, alimentando al poeta. Más adelante en el poema escribe “algunos poemas / no pueden escribirse / sólo sentirse”, invitándonos a su (no) hogar poético, ese espacio entre el pensamiento y el sentimiento. Estas invocaciones nos inician en el mundo de la colección, donde los relatos de los oprimidos emergen de su “tinta invisible” y los “niños fantasmas que dibujan mapas en los márgenes” cantan hasta alcanzar una existencia vibrante.

LEER  ¿cómo se les conoce a las revoluciones de 1820 1830 y 1848?

¡chicano! en busca de una patria

Este extraordinario poemario viaja al lugar donde viven los ancestros olvidados y vagan las mujeres monstruosas, y donde se pierden las distinciones entre el cuerpo, la tierra y el lenguaje. En estos poemas narrativos, fieros y a la vez tiernos, Thom recurre tanto a la memoria como a la mitología para crear nuevos mapas de género, raza, sexualidad y violencia. Descendiente de las tradiciones del relato oral

Este extraordinario poemario viaja al lugar donde viven los ancestros olvidados y deambulan las mujeres monstruosas, y donde se pierden las distinciones entre el cuerpo, la tierra y el lenguaje. En estos poemas narrativos, fieros y a la vez tiernos, Thom recurre tanto a la memoria como a la mitología para crear nuevos mapas de género, raza, sexualidad y violencia. Descendiente de las tradiciones de la narración oral, la palabra hablada y el punk queer, la primera colección de Thom es evocadora e inolvidable.Kai Cheng Thom es una escritora trans y artista de performance cuyo trabajo ha sido publicado en Buzzfeed, Autostraddle, Asian American Literary Review y xoJane. Escribe regularmente para Everyday Feminism.

Canciones de fanny crosby

Dulce et decorum est pro patria mori[a] es un verso de las Odas (III.2.13) del poeta lírico romano Horacio. El verso se traduce así: “Es dulce y decoroso morir por la patria”. La palabra latina patria, que significa literalmente el país de los padres (en latín, patres) o de los antepasados, es la fuente de la palabra francesa para país, patrie, y de la palabra inglesa “patriot” (alguien que ama a su país).

El poema del que procede el verso exhorta a los ciudadanos romanos a desarrollar una destreza marcial tal que los enemigos de Roma, en particular los partos, estén demasiado aterrorizados para resistirse a los romanos. En la traducción de John Conington, el pasaje correspondiente dice:

LEER  ¿cómo se llamaban los alemanes antiguamente?

Una elaboración humorística de la línea original se utilizó como brindis en el siglo XIX: “Dulce et decorum est pro patria mori, sed dulcius pro patria vivere, et dulcissimum pro patria bibere. Ergo, bibamus pro salute patriae”. Una traducción razonable al inglés sería: “Es dulce y adecuado morir por la patria, pero más dulce aún es vivir por la patria, y más dulce aún es beber por la patria. Así pues, bebamos a la salud de la patria”.

Acerca del autor

admin

Ver todos los artículos