¿quién fue el gladiador más famoso de roma?

¿quién fue el gladiador más famoso de roma?

¿quién fue el gladiador más famoso de roma?

Commodus

R: La mayoría de los gladiadores eran comprados en los mercados de esclavos, y se les elegía por su fuerza, resistencia y buen aspecto, dice el Dr. Miles Russell. Aunque procedían de los elementos más bajos de la sociedad, los gladiadores eran una raza distinta a la de los esclavos o prisioneros de guerra “normales”, ya que eran combatientes bien entrenados cuya única función en la vida era luchar y, en ocasiones, matar para divertir a la multitud romana.

Sin embargo, no todos los que luchaban como gladiadores eran esclavos o convictos. Algunos eran ciudadanos con mala suerte (o muy endeudados), mientras que otros, como el emperador Cómodo, lo hacían simplemente por “diversión” (lea más abajo).

Independientemente de las razones por las que acababan en la arena, los gladiadores eran adorados por el público romano por su valentía y espíritu. Sus imágenes aparecían con frecuencia en mosaicos, pinturas murales y en cristalería y cerámica.

R: Hasta el descubrimiento de las ciudades del Vesubio en el siglo XVIII, prácticamente todo lo que sabíamos sobre los gladiadores procedía de referencias en textos antiguos, de hallazgos aleatorios de esculturas de piedra e inscripciones, y de las impresionantes estructuras de los anfiteatros repartidos por todo el imperio romano, escribe Tony Wilmott.

Retiarius

Parte del mosaico de Zliten, procedente de Libia (Leptis Magna), alrededor del siglo II d.C. Muestra (de izquierda a derecha) un thraex luchando contra un murmillo, un hoplomachus de pie con otro murmillo (que está señalando su derrota al árbitro), y uno de una pareja emparejada.

LEER  ¿qué funciones tenía la mujer en las civilizaciones matriarcales?

Independientemente de su origen, los gladiadores ofrecían a los espectadores un ejemplo de la ética marcial de Roma y, al luchar o morir bien, podían inspirar admiración y aclamación popular. Fueron celebrados en el arte alto y bajo, y su valor como artistas fue conmemorado en objetos preciosos y comunes en todo el mundo romano.

El origen de los combates de gladiadores es discutible. Hay indicios de su existencia en los ritos funerarios de las guerras púnicas del siglo III a.C., y a partir de entonces se convirtió rápidamente en un elemento esencial de la política y la vida social del mundo romano. Su popularidad hizo que se utilizara en juegos cada vez más lujosos y costosos.

Los juegos de gladiadores duraron casi mil años, alcanzando su máximo esplendor entre el siglo I a.C. y el II d.C. Los cristianos desaprobaron los juegos porque implicaban rituales paganos idolátricos, y la popularidad de los concursos de gladiadores decayó en el siglo V, lo que llevó a su desaparición.

Espartaco

No hay personaje romano más grande y conocido que los feroces gladiadores. Los reyes del entretenimiento en los épicos anfiteatros de Italia. Con multitudes gritando y vitoreando con cada tajada de sangre. Estos luchadores llegaron a ser tan exitosos y queridos en su época que han pasado a la historia como los gladiadores más famosos que han existido.

Su función icónica era entretener a los romanos luchando y masacrando a sus oponentes en las pistas. Con combates uno a uno que iban desde armaduras ligeras, combates a caballo, combates por parejas o competiciones con armaduras pesadas. Los combatientes solían ser luchadores esclavos o delincuentes obligados a competir, pero a veces incluían a hombres (o mujeres) libres con ganas de oro y gloria que habían perdido la mayor parte de su dinero en el juego o carecían de otros medios de subsistencia.

LEER  ¿cómo se inicia la guerra anglo americana?

Los humanos somos una especie violenta por naturaleza, y nosotros y los romanos no somos tan diferentes cuando buscamos espectáculos brutales para entretenernos. Los juegos de los gladiadores eran similares a las competiciones de boxeo modernas o a las películas violentas que vemos hoy en día, pero eran populares para un público más amplio debido al limitado entretenimiento que ofrecían y a la mayor proximidad a la muerte y la violencia cotidianas. Los gladiadores eran como celebridades en la Antigüedad, con carteles de luchadores populares o incluso muñecos de gladiadores para los niños. Estos luchadores eran especialmente populares entre las mujeres, que los veían como objetos sexuales. Sin embargo, cualquier fornicación con gladiadores y mujeres ciudadanas estaba prohibida, pero esto no impidió que una gran mayoría de las esposas de los senadores se fugasen con los gladiadores.

Andabata

Ser un gladiador famoso podía significar dinero, libertad, popularidad y mucho más. Los nombres de muchos gladiadores de éxito eran conocidos en todo el imperio romano y mucho más allá, tal era el poder de ser un guerrero de éxito. Vencer en el Coliseo podía elevar tu perfil al de una antigua superestrella, venerada y tenida en alta estima por hombres y mujeres por igual.

Espartaco, el gladiador más famoso de todos, tiene un nombre muy popular en la antigüedad, y también en los tiempos modernos, con su historia contada y recontada a lo largo de los tiempos. Espartaco comenzó su vida como un soldado tracio que en la batalla fue capturado y luego vendido a un hombre llamado Lentuluas Batiatus. A pesar de haber sido capturado, Espartaco era un hombre fuerte, poderoso y hábil que tenía una afinidad natural hacia la lucha y el liderazgo.

LEER  ¿cuáles son las fuerzas especiales rusas?

En el anfiteatro Espartaco desempeñaba el papel de gladiador Murmillo, era considerado un gladiador de peso pesado, grande y fuerte, aunque la historia real de sus combates no está bien documentada, podemos suponer que ganó la mayoría de ellos debido a que sobrevivió para liderar una revuelta.

Acerca del autor

admin

Ver todos los artículos