¿por que surge el movimiento obrero en españa?

¿por que surge el movimiento obrero en españa?

En qué se diferencia el gobierno de españa del de estados unidos

Las repercusiones de la reforma del mercado laboral de 2012 han sido variadas y no necesariamente claras. Los representantes de los empresarios han acogido en general los cambios, pero han sugerido que se fomente más la flexibilidad. Los sindicatos afirman que la calidad del empleo se ha deteriorado y la precariedad laboral ha aumentado, acompañada de un creciente desequilibrio en la distribución de los ingresos.

La reforma del mercado laboral de 2012 fue adoptada por el Gobierno español en febrero de 2012 como Real Decreto-Ley 3/2012 (en español). Esta acción unilateral del Estado se produjo después de que los interlocutores sociales y el Gobierno no llegaran a un acuerdo sobre el texto.  La Ley 3/2012 de medidas urgentes para la reforma del mercado laboral fue aprobada por el Parlamento español en julio de 2012. La reforma incluía un amplio conjunto de cambios en las instituciones del mercado laboral y afectaba a elementos clave como el grado de centralización del sistema de negociación colectiva y los costes y procedimientos de despido.

Este artículo examina el impacto de la reforma laboral de 2012, basándose en varias fuentes, pero en particular en los trabajos del número de mayo-junio de 2015 de Cuadernos de Información Económica, publicados por la Fundación Española de Cajas de Ahorros (FUNCAS). El tema de este número, al que nos referiremos más adelante como «informe FUNCAS», era una primera evaluación de la reforma laboral de 2012.  Otra fuente importante ha sido la evaluación del impacto de la reforma laboral (3,61 MB PDF) publicada en septiembre de 2013 por el Ministerio de Empleo y Seguridad Social.

LEER  ¿cómo se llevó a cabo la transición española?

Los sindicatos en españa

El declive de la historia del trabajo en la agenda de investigación de los académicos españoles de alto nivel se corresponde con el sorprendente interés que despierta entre los jóvenes investigadores, como indica la apertura de nuevas líneas de investigación y la explosión de estudios sobre otros movimientos sociales que también tienen un fuerte carácter de clase en sus orígenes. Además, a pesar del progresivo declive de las investigaciones académicas publicadas sobre el movimiento social por excelencia, lo cierto es que su historia sigue siendo crucial para entender la dinámica política y social del tardofranquismo y los primeros años de la democracia por al menos dos razones.

Cómo es la vida en españa

Los orígenes del movimiento obrero en España se sitúan en Cataluña en las décadas de 1830 y 1840, ya que era el único lugar de España donde existía una industria moderna: la textil. Allí se produjeron los primeros conflictos entre trabajadores y empresarios y allí se fundó en 1840 el primer sindicato -llamado entonces «sociedades de resistencia»- de la historia de España, la Asociación de Tejedores de Barcelona. La primera huelga general tuvo lugar durante el bienio progresista, periodo de extensión del movimiento a otras zonas de España. En 1865 se celebra en Barcelona el primer Congreso Obrero. Tras el triunfo de la Revolución Gloriosa, se reconoció por primera vez el derecho a la libertad sindical, lo que puso fin, al menos momentáneamente, a las persecuciones y prohibiciones que el incipiente movimiento obrero había sufrido durante los cuarenta años anteriores.

El 2 de marzo de 1821 se produjo un motín en Alcoy, durante el cual se quemaron 17 máquinas de hilar. Los rebeldes, unos 1.200 hombres, exigieron también que se desmantelaran las máquinas restantes. Fue la primera muestra de ludismo en España, una de las primeras en la Europa continental, y marcó el primer conflicto de la nueva «era industrial». En 1823 se destruyeron varias máquinas de hilar y cardar en Camprodón, lo que llevó a la promulgación al año siguiente de una Real Orden para impedir acciones de este tipo[1].

LEER  ¿qué año se fundó el partido socialista obrero español?

Resumen de la historia de españa

1. IntroducciónLa regulación de las relaciones laborales y del mercado de trabajo en España ha experimentado importantes reformas desde la creación del Estatuto de los Trabajadores en 1980. Estas reformas también suelen ser mayores y más profundas en períodos de crisis económica (como es el caso de las reformas de 2010, 2011 y 2012) que en períodos de expansión. La razón principal es la peor situación del mercado de trabajo en esos periodos de crisis económica y las mayores presiones existentes para mejorar esa situación. Sobre todo cuando las instituciones dominadas por la ortodoxia económica llevan años denunciando la rigidez del mercado de trabajo, culpándolo de mantener artificialmente un alto coste del trabajo.

La teoría neoclásica considera el trabajo como cualquier otro recurso que contribuye al proceso de producción. Si la oferta supera a la demanda, bastará con bajar el salario para volver al equilibrio del mercado. Además, un salario más bajo también provoca menos oferta ya que hay trabajadores que no están dispuestos a trabajar a ese precio. Siguiendo esta teoría, el paro es voluntario ya que lo único que hay que hacer para erradicarlo es trabajar al precio al que las empresas están dispuestas a contratar todo el trabajo disponible en el mercado. Por tanto, si los salarios no bajan es por culpa de los sindicatos y de la regulación que protege los derechos de los trabajadores, o bien la falta de flexibilidad de la normativa impide que el mercado se ajuste.

LEER  ¿cuántas etapas tuvo el siglo de oro español y que características tuvo cada una?

Acerca del autor

admin

Ver todos los artículos