¿qué partido gobernaba en españa en 1934?

¿qué partido gobernaba en españa en 1934?

quién ganó la guerra civil española

La Revolución de 1934, también conocida como Revolución de Octubre de 1934 o Huelga General Revolucionaria de 1934, fue un movimiento huelguístico revolucionario que tuvo lugar entre el 5 y el 19 de octubre de 1934, durante el bienio negro de la Segunda República Española. Las revueltas fueron provocadas por la entrada de la conservadora Confederación Española de la Derecha Autónoma (CEDA) en el gobierno español. La mayor parte de los sucesos se produjeron en Cataluña y Asturias y contaron con el apoyo de muchos miembros del Partido Socialista Obrero Español (PSOE) y de la Unión General de Trabajadores (UGT), especialmente de Largo Caballero. Los historiadores han argumentado que el incidente agudizó el antagonismo entre la derecha y la izquierda políticas en España y fue parte del motivo de la posterior Guerra Civil española[2].

Se discute la neutralidad de esta sección. La discusión pertinente puede encontrarse en la página de discusión. Por favor, no elimine este mensaje hasta que se cumplan las condiciones para hacerlo. (Junio 2021) (Aprende cómo y cuándo eliminar este mensaje de la plantilla)

Los socialistas desencadenaron una insurrección que llevaban preparando desde hacía nueve meses[7]. La UGT y el PSOE convocaron una huelga general en nombre de la Alianza Obrera. La cuestión era que los republicanos de izquierdas no identificaban la República con la democracia o el derecho constitucional, sino con un conjunto concreto de políticas y políticos de izquierdas. Cualquier desviación, aunque fuera democrática, se consideraba una traición[8]. Los padres fundadores del sistema habían concebido la nueva democracia como algo que les pertenecía, y estaban más preocupados por las reformas radicales que a su juicio eran necesarias que por el pluralismo y la libertad[9].

LEER  ¿qué es un mapa político de españa?

qué querían los nacionalistas en la guerra civil española

EL fenómeno más sorprendente de la reciente insurrección proletaria española es el hecho de que, aunque el campo revolucionario fue derrotado, la reacción vaticanista se encontró, en lo que respecta al poder, exactamente en la misma posición que antes. Las camarillas reaccionarias intentaron en vano, durante los días salvajes de la insurrección, arrasar con todo y hacerse con el control total del Estado. Después de haber empleado todos los medios coercitivos a su alcance, se vieron obligados a rendirse ante la resistencia encontrada. La represión, con las formas violentas que asumió en Asturias, no se adaptó a sus planes; tampoco ha podido superar el arreglo temporal representado en la coalición parlamentaria gobernante.

Tras una larga disputa, el Consejo de Ministros cedió ante el Presidente, replegándose al amparo de diversas fórmulas dilatorias, cuya finalidad principal era evitar que la noticia de estas conmutaciones de pena para los oficiales del ejército catalán se hiciera pública hasta que se pudiera asegurar la derrota del movimiento asturiano. Cuando el gobierno tuvo realmente para decidir las sentencias impuestas en Asturias, se concedieron conmutaciones para todos los 23 que habían sido condenados a muerte, con la excepción de dos pobres desgraciados elegidos para representar una comedia espantosa considerada necesaria para demostrar que en algunos puntos la severidad de la ley es inflexible. El gobierno conmutó las penas de muerte, reservándose todas las explicaciones sobre las razones para hacerlo hasta el momento que se considerara oportuno.

la guerra civil española

España tiene un sistema multipartidista tanto a nivel nacional como regional. A nivel nacional, hay cinco partidos políticos dominantes: Podemos (de izquierdas), PSOE (de centro-izquierda), Ciudadanos (de centro-derecha), Partido Popular (de centro-derecha a derecha) y Vox (de derecha a extrema derecha).

LEER  ¿cuáles son las fuerzas especiales españolas?

La composición actual hace difícil que cualquier otra formación o coalición consiga una mayoría electoral en las Cortes Generales bicamerales (formadas por el Congreso de los Diputados nacional y la representación regional en el Senado). Los partidos regionales pueden ser fuertes en comunidades autónomas como Cataluña y el País Vasco y suelen ser esenciales para las coaliciones de gobierno nacionales.

república española

España tiene un sistema multipartidista tanto a nivel nacional como regional. A nivel nacional, hay cinco partidos políticos dominantes: Podemos (de izquierdas), PSOE (de centro-izquierda), Ciudadanos (de centro-derecha), Partido Popular (de centro-derecha a derecha) y Vox (de derecha a extrema derecha).

La composición actual hace difícil que cualquier otra formación o coalición consiga una mayoría electoral en las Cortes Generales bicamerales (formadas por el Congreso de los Diputados nacional y la representación regional en el Senado). Los partidos regionales pueden ser fuertes en comunidades autónomas como Cataluña y el País Vasco y suelen ser esenciales para las coaliciones de gobierno nacionales.

LEER  ¿qué es el no-do en españa?

Acerca del autor

admin

Ver todos los artículos