¿quién mandaba en españa en el siglo xix?

¿quién mandaba en españa en el siglo xix?

españa en el siglo xix

Fernando VII (14 de octubre de 1784 – 29 de septiembre de 1833) fue el rey de España de principios a mediados del siglo XIX. Reinó sobre el Reino de España en 1808 y de nuevo desde 1813 hasta su muerte en 1833. Era conocido por sus partidarios como el Deseado y por sus detractores como el Rey Felón.

Nacido en Madrid, en El Escorial, Fernando VII pasó su juventud como heredero al trono español. Tras el Tumulto de Aranjuez de 1808, subió al trono. Ese año Napoleón le derrocó; vinculó su monarquía a la contrarrevolución y a una política reaccionaria que produjo una profunda ruptura en España entre sus fuerzas de derecha y los liberales de izquierda. De vuelta al poder en diciembre de 1813, restableció la monarquía absolutista y rechazó la constitución liberal de 1812. Una revuelta en 1820, liderada por Rafael del Riego, le obligó a restablecer la constitución, iniciando así el Trienio Liberal: un periodo de tres años de gobierno liberal. En 1823 el Congreso de Verona autorizó una exitosa intervención francesa que le devolvió el poder absoluto por segunda vez. Suprimió la prensa liberal desde 1814 hasta 1833, encarcelando a muchos de sus editores y escritores.

el republicanismo español

LegislaturaCortes de CastillaÉpoca históricaÉpoca de la Ilustración- Muerte de Carlos II 1 de noviembre de 1700- Guerra de Sucesión Española 1700-1715- Guerra de Sucesión Austriaca 1740-1748- Guerra de los Siete Años 1756-1763- Guerra Peninsular 1807-1814- Cortes de Cádiz 24 de septiembre de 1808

LEER  ¿quién era el rey de españa en 1926?

El Reino de España entró en una nueva era con el fallecimiento de Carlos II, el último monarca Habsburgo español, que murió sin hijos en 1700. La Guerra de Sucesión Española se libró entre los partidarios de un príncipe Borbón, Felipe de Anjou, y un pretendiente Habsburgo austriaco. Con la victoria borbónica, el gobierno de Felipe V comenzó en 1715. España entró en un periodo de reforma y renovación, así como de continua decadencia. Las ideas del Siglo de las Luces entraron en España y en la América española durante el siglo XVIII. La invasión de la Península Ibérica por parte de Napoleón Bonaparte en 1807-1808 puso patas arriba los acuerdos políticos del Imperio Español y del Imperio Portugués. En la historiografía española, el siglo XVIII suele denominarse España borbónica, pero los Borbones españoles siguieron reinando entre 1814 y 1868 (tras la restauración de Fernando VII), entre 1874 y 1931 y desde 1975 hasta la actualidad.

historia de españa

LegislaturaCortes Generales- Cámara AltaCámara de los Pares(1834-1836)Senado(desde 1836)- Cámara BajaCongreso de DiputadosÉpoca históricaSiglo XIX- Cortes de Cádiz 1 de julio de 1813- 1822 división territorial de España 1822- 1833 división territorial de España 1833- Amadeo I abdica 11 de febrero de 1873

La España del siglo XIX era un país convulso. Ocupada por Napoleón de 1808 a 1814, se produjo una «guerra de liberación» masivamente destructiva. En 1812 se proclamó una constitución liberal. España se dividió entre las ideas liberales y el absolutismo personificado por el gobierno de Fernando VII, que derogó la Constitución de 1812 por primera vez en 1814, para verse obligado a jurar de nuevo la constitución en 1820 tras un pronunciamiento liberal, dando paso al breve Trienio Liberal (1820-1823).

LEER  ¿cuál fue el motivo de la guerra civil española?

Las transformaciones económicas a lo largo del siglo incluyen la privatización de las tierras municipales comunales -que no se interrumpió sino que se intensificó y legitimó durante las restauraciones absolutistas fernandinas-[1] así como la desamortización de las propiedades de la Iglesia. A principios de siglo se perdió el grueso de las colonias españolas en el Nuevo Mundo en las décadas de 1810 y 1820, excepto Cuba y Puerto Rico. La regencia de María Cristina y el reinado de Isabel II trajeron reformas que repelieron los extremos de la Década Ominosa absolutista (1823-1833).

reino de españa

Para algunos historiadores, la ciudadanía en la Constitución de Cádiz es tan revolucionaria como la propia constitución. Para otros, la constitución se modela a partir de una concepción corporativa basada en el Antiguo Régimen y encuentra sus antecedentes en las figuras del sujeto natural y del vecino. Es necesario reconocer el hecho de que, entre las constituciones, existen diferencias irreductibles derivadas de su pertenencia a distintas culturas políticas. Teniendo esto en cuenta, en el presente artículo se examinarán las concepciones de ciudadanía expuestas por los diputados peninsulares y americanos en las Cortes de Cádiz, ya que enlazan con dos cuestiones más amplias que son, por un lado, la creación de la ciudadanía moderna, y por otro, la participación americana en su formulación.

Al tratar de mostrar estas cuestiones en la perspectiva adoptada, se añade otro problema igualmente significativo: la cuestión de las operaciones historiográficas y su incidencia en la construcción histórica de este proceso, el reconocimiento de unos actores más que de otros, las rupturas y continuidades en la acuñación de conceptos fundamentales, etcétera. Para observar estos puntos de contraste estudiaremos los problemas historiográficos relacionados con la aproximación a la naturaleza y a la ciudadanía española entre los siglos XVII y XIX, revisando aquellos conceptos y puntos de vista sobre el proceso político en ese periodo. Esta valoración nos permitirá relacionarlos con nuestra aproximación a la representación del sujeto y del ciudadano en la problemática del Antiguo Régimen, y su proyección en los debates gaditanos.

LEER  ¿qué ametralladora ligera usa el ejército español?

Acerca del autor

admin

Ver todos los artículos